miércoles, 21 de marzo de 2012

La Industria Manufacturera en Venezuela


La Industria Manufacturera en Venezuela


Tradicionalmente se ha considerado que la industria en Venezuela, salvo la petrolera, ha jugado, en la economía nacional, un rol notablemente menor que el comercio y la agricultura. El papel preponderante del Estado y del petróleo ha relegado a segundo plano el análisis y estudio específico del desarrollo del sector industrial manufacturero nacional.




A mediados del siglo XIX, mientras los países europeos y Estados Unidos atravesaban el auge de la segunda Revolución Industrial, Venezuela presenciaba el incipiente surgimiento de las primeras industrias y de la infraestructura necesaria para su desarrollo. Como en otros países latinoamericanos, la industria en Venezuela se dirige en sus inicios hacia las manufacturas de consumo corriente: textiles, cueros, alimentos y bebidas. Y si bien existían anteriormente algunas otras actividades que podrían incluirse en este análisis, como algunas fábricas de jabón, de velas, curtidurías o de calzado, la verdad es que no superaban el nivel artesanal.


Sin embargo, para finales del siglo XIX Venezuela contaba ya con una:




  • Fábrica de papel (1843), 
  • Una refinería de azúcar (1859), 
  • Una fábrica de pólvora (1860), 
  • Una tenería (1981), 
  • Molinos para el procesamiento de granos (1861), 
  • Una fábrica de clavos (1873), 
  • Una de chocolates (1861) y 
  • Una fábrica de cigarrillos fundada en 1875 (El Cojo) que pronto tendría sucursales en Ciudad Bolívar, Valencia y Maracaibo.





Con la aparición del petróleo (en 1926 sobrepasa al café como principal producto de importación) se aceleró, entre otras cosas, el proceso de urbanización y fue en el sector urbano donde hubo el mayor impulso en cuanto a inversión en manufacturas, configurando un patrón de larga proyección.





Las industrias privadas no petroleras del país registraron en el tercer trimestre un crecimiento de 20,7% en el producto interno bruto -cantidad de bienes y servicios que genera la economía de un país-, según cifras del Banco Central de Venezuela.


Este resultado refleja la recuperación que ha tenido la actividad manufacturera a lo largo de 2004, luego de haber experimentado una contracción de 8% el año pasado.


En el 2003 el sector manufacturero sufrió las consecuencias del paro de la oposición que interrumpió el suministro de insumos como plástico, envases, químicos, combustible, gas, repuestos y de bienes nacionales e importados. En el primer trimestre del año pasado la industria local experimentó una caída histórica de 30,7% para cerrar entre enero y junio con una reducción de 20,6% en la producción total. Para el primer semestre de 2004 esa producción se recuperó hasta alcanzar 38,9% de crecimiento.


Para finalizar es necesario señalar que el sector industrial manufacturero ha ido alcanzando, aún sobre los numerosos obstáculos, un peso determinante en la economía nacional, y si bien el crecimiento es lo bastante lento como para no cubrir la demanda de empleo de la sociedad venezolana, la industria venezolana genera actualmente algo más del 20% del PTB ( Producto Territorial Bruto).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada